• El país tiene candidatos para llevarse ambas ligas
  •  Ya lo hizo cuatro veces desde que comenzó el siglo

Grandes Ligas vive otra época dorada en la producción jonronera, esta vez con un riguroso control de dopaje que despeja los asteriscos del último boom terminado hace tres lustros, que hipotecó el nicho de inmortal para algunos de sus protagonistas.

De las 10 campañas que más palos de cuatro bases se han disparado de media la mitad se produjo en los últimos seis cursos y la actual es la segunda mayor de la historia (1.32 por choque), solo detrás de 2019 (1.39). De hecho, en los 1,192 partidos disputados de esta recortada estación a un 37% de un calendario normal ya se pegaron más cuadrangulares (1,572) que en los 2,472 choques de la zafra completa de 1948 (1,555).

En esa fiesta de palos los dominicanos no son espectadores. No solo se trata de que Fernando Tatis III comenzó la jornada empatado en el liderato de toda la MLB con el prolífero Mike Trout. De los primeros 15 jonroneros en todo el show casi la mitad (siete) son criollos con opciones por el cetro.

Tatis III arrancó la semana con 15, dos batazos de ventaja sobre Mookie Betts (Dodgers), quien a la vez es la principal amenaza para el premio al Jugador Más Valioso y quien quede delante puede agregar un argumento a la discusión.

En los 51 años que llevan los Padres en la Major League Baseball solo han tenido un líder de jonrones y data de 1992 cuando Fred McGriff lo logró con 35 batazos.

Tatis III no solo busca ser el segundo Frailes con la distinción, sino también emular al ex antealista Ken Caminiti, el único jugador de la franquicia con un MVP, en 1996.

En la Americana, Teoscar Hernández, que acumula 14, ha mantenido un desafío tipo esgrimista con Mike Trout (15), que ha despachado 300 desde que debutó en 2011 (tercera mayor cantidad desde entonces detrás de Nelson Cruz y Edwin Encarnación, 337 y 332), pero que en su mural de adornos todavía falta un cetro de vuelacercas.

Entre Tatis III y Hernández hay otro grupo de criollos que a falta de tres semanas de competencia no levanta la bandera blanca.

Figuran desde el cuarentón Cruz, que con 13 busca su segundo liderato, hasta los noveles como Juan Soto y Eloy Jiménez, que con 11 se resisten a perder esta primera oportunidad de alardear su poder.

En el medio están veteranos como un Marcell Ozuna (13) necesitado de argumentos mayúsculos como ese para conseguir un contrato multianual en el invierno y un Manny Machado (13) presionado para justificar en las casillas de los mejores los casi US$300 millones que los Padres tendrán que pagarles.

Es una producción que trasladada a un calendario normal de 162 partidos requiere de multiplicarse por 2.7, lo que indica que este grupo estaría bordeando a esta fecha una campaña de entre 30 bambinazos aquellos que tienen 11 y 40 para Tatis III y Hernández.¿Líder en ambas?

Están dadas las condiciones para que dominicanos terminen como líderes en jonrones tanto en la Liga Nacional como Americana. De materializarse, no sería ni la primera, tampoco la segunda, la tercera o la cuarta ocasión.

Ya en 2002 Sammy Sosa (49) con los Cachorros y Alex Rodríguez (57) con los Rangers dieron al país esa alegría. En 2004, Adrián Beltré (48) con los Dodgers y Manny Ramírez (47) con los Medias Rojas se combinaron para quedar a la cabeza de cada liga. La hazaña se volvió a repetir en 2009 cuando Albert Pujols (47) con los Cardenales y Carlos Peña (39) con los Rays fueron cabezas, aunque en esa ocasión el inicialista de Tampa Bay compartió el liderato con Mark Teixeira, de los Yanquis.

La ocasión más reciente se produjo en 2010. Entonces, Pujols logró su segundo (42) con San Luis y José Bautista (54) se llevó a su hogar el cetro con los Azulejos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí