Editorial: El PRM

0
222

El Partido Revolucionario Moderno ha cometido un gran error al poner las impugnaciones en manos de los recién electos presidente y secretaria general de esa organización. Esa función debió haberla realizado la Comisión Nacional Organizadora y no lo hizo.

Según cuenta su presidente Tony Raful eran 70 las impugnaciones y ellos como comisión la redujeron a 21 que si tenían méritos.

Hipólito y Abinader le pidieron a la Comisión que dejara eso en sus manos, es decir, a los lideres del Partido para ellos resolverlo y en vez de llamar a las partes y acordar con ellos las acciones a seguir lo dejaron en manos de los muchachos perjudicando de manera directa a 21 candidatos que habían ganado sus vicepresidencias y subsecretarias generales.

Es abuso de poder y caciquismo rancio actuar de esta manera, así no hay Partido que llegue a nada, no arrebatando y desconociendo el trabajo de los demás. Esto va a tener consecuencias y el país debe empezar a ver en manos de quien se encuentra el liderazgo opositor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí